Fotos en aluminio

Cant:
#{{ product_article_id }}
  • Sin cantidad mínima, desde 1 unidad
  • Material: aluminio composite GT11 de alta calidad. Ligero, resistente y duradero.
  • Impresión directa sobre placa de aluminio.
  • Disponible en 2 acabados: blanco y cepillado.
  • Incluye placa de metal para colgar.
ver más
Opiniones
Google Reviews

Decirles que estoy contento tanto por la rapidez como por el embalaje en sí. Un par de días es lo que ha tardado entre el pedido y colgarlo en la pared (increíble). Por otro lado, el embalaje de 10. Enhorabuena por hacer tan bien el trabajo.

Jesús (Vitoria-Gasteiz, Álava)

30/08/2019

Encargué 9 cuadros por la web en cartón pluma. La web muy sencilla y en un dos días me llegaron a mi oficina. Super-rápido!!!. La calidad de la impresión bastante buena, y eso que una de ellas era muy grande 150x1. Muy buen servicio y a buen precio!!! repetiré seguro.

Teresa (Madrid)

13/06/2018

Solo quería decirles que con el pedido estamos muy contentos. Un servicio rápido y un producto bien trabajado.

Laura (Sabadell, Barcelona)

20/04/2018

Descripción

Fotos impresas sobre aluminio

Con los cuadros de aluminio, podrás obtener tu foto impresa sobre una placa de aluminio de alta calidad. Consigue unos cuadros con una calidad de galería de arte al mejor precio. Máxima intensidad de color y una resolución perfecta. Resalta tus fotos y le da un aspecto especialmente brillante. Especialmente en el caso de las fotografías en blanco y negro sobre el acabado cepillado. El cuadro se fabrica mediante impresión directa en 7 colores UV directamente sobre la placa de aluminio.

El aluminio es un material ligero, estable y duradero. Los cuadros personalizados en aluminio son ideales para tiendas, negocios, locales, oficinas, eventos, despachos y, por supuesto, para decorar tu hogar. El material es aluminio composite GT11 de alta calidad. Los paneles de aluminio GT están formados por dos planchas de aluminio y un núcleo central de polietileno. Los paneles composite de aluminio (llamados también aluminio dibond) es un soporte fotográfico usado frecuentemente en galerías y decoración, por los buenos resultados y efectos a la hora de imprimir sobre este material.

Hay disponibles varias medidas para elegir, en distintos formatos: cuadrados, rectangulares en proporción 4:3, y rectangulares en proporción 3:2. Se incluyen unas placas de metal para poder colgar el cuadro, las cuales se pueden adherir a la parte trasera del cuadro muy fácilmente, simplemente retirando el adhesivo que incluye.

Diferencias entre los dos tipos de acabados

A la hora de personalizar un cuadro de aluminio, se puede elegir entre dos tipos de acabado: blanco y cepillado. Estas son las diferencias:

Detalle de impresión sobre cuadro de aluminio cepillado

Impresión en aluminio cepillado

En el caso de optar por impresión sobre aluminio cepillado, la fotografía se va a imprimir directamente sobre el aluminio. De esta manera, las partes más oscuras de la imagen aparecerán en color mate, mientras que las partes blancas no se imprimen. Por tanto, en las zonas claras de la imagen, el cuadro presentará reflejos que provoca un espectacular efecto metalizado.

En el acabado cepillado, también conocido como "metálico" o "natural", cualquier tipo de fotografía queda con un efecto increíble. Pero es especialmente recomendado en el caso de fotografías en blanco y negro, pues ahí se nota mucho más este efecto metalizado, gracias al contraste entre las partes oscuras y las partes claras.

Por tanto, en el caso de estar buscando un material para realizar una ampliación fotográfica de una foto en blanco y negro, los profesionales siempre recomiendan la impresión sobre aluminio cepillado, donde los elementos gráficos de color claro no se imprimen, y eso hace que la superficie pulida del aluminio reluzca de forma destacada.

Impresión en aluminio con acabado blanco

En el caso de elegir acabado "blanco", primero se imprime una capa de color blanco sobre la superficie del aluminio y, a continuación, se imprime la fotografía que envías por encima de esa capa blanca. Este acabado muestra la fotografía de manera más fiel respecto a cómo se ha enviado, sin diferencias de reflejos entre las zonas oscuras y claras.

La diferencia respecto al aluminio cepillado es que en este acabado sí se imprimen todas las zonas de la fotografía, tanto las oscuras como las claras, y no tiene lugar el efecto metalizado con reflejos que sí tiene el acabado cepillado. De todas formas, por el tipo de material, el resultado en este tipo de impresión también es de muy alta calidad, aunque en el caso de fotografías en blanco y negro, sí recomendamos especialmente la elección del acabado cepillado.

Cuadro realizado mediante impresión sobre aluminio cepillado